Historia

A principios del año 1971 Rafael Gómez Montero, junto con su hermano Pedro deciden crear la revista CALLE ELVIRA, siendo Pedro el encargado de dirigirla hasta el año 2012.

Rafael Gómez Montero

Rafael Gómez Montero

El germen de la revista hay que buscarlo en el programa radiofónico de la voz de Granada que dirigía Rafael “Revista oral Hontiveros” de temática cultural y muy popular en aquellos años.

Los radio oyentes de la época podían escuchar VERDE LIMÓN, programa sonoro de arte flamenco; LA PROCLAMACIÓN DE LA PRIMAVERA, en la que se realizaban paseos poéticos por el barrio del Albayzín y del Realejo; DIÁLOGOS DE LA GUITARRA Y LA POESÍA, donde ésta se abrazaba con la guitarra de Manolo Cano; VERSOS AL MAR, recitales poéticos con el mar por escenario al que los poetas lanzaban sus versos introducidos en botellas lacradas, al amanecer y en alta mar.

De esta idea, aunando cultura y tradición, surgió la publicación CALLE ELVIRA, cuyo nombre proviene de una de las calles más castizas de Granada paralela a la Gran Vía. Tiene su inicio en el arco de Elvira (puerta principal de la ciudad en época zirí y nazarí camino a la antigua Medina Elvira y más tarde Medina Garnata), y recorre la parte baja del barrio del Albayzín hasta Plaza Nueva.

La revista CALLE ELVIRA se publicaba trimestralmente coincidiendo con las 4 estaciones del año, Primavera, Verano, Otoño e Invierno, junto a suplementos monográficos como Entierro para Federico García Lorca, Carpetas de grabados o Antologías Poéticas.

CALLE ELVIRA ha sido durante su primera etapa un mirador privilegiado de la cultura granadina desde distintos ángulos. Ilustrada desde sus inicios con los dibujos de Gustavo Doré, Villar Yebra, Antonio Moscoso, Garrido del Castillo, García Bonillo y Carmona Almendros. Fueron asiduos colaboradores José García Ladrón de Guevara, Manuel y Antonio Gallego Morell, Manuel Orozco, Juan Bustos, Marino Antequera, Eulalia Dolores de la Higuera, Rafael Guillén, Miguel Ruíz del Castillo, Manuel Benítez Carrasco y Julio Alfredo Egea, entre otros muchos.

Pedro Gómez Montero cierra ahora un ciclo, pero la publicación sigue, llegan nuevos impulsos y a comienzos de 2013 recogió el testigo su sobrino nieto Rodrigo Gómez. En esta nueva etapa la revista está contando con nuevos colaboradores, nuevas secciones y nuevo diseño pero sin dejar atrás la esencia y el carácter de siempre.

 

No se admiten más comentarios